LA AGENCIA VASCA DE COOPERACIÓN APOYA CON 199.994 EUROS A LA SUPERVIVENCIA DE LA POBLACION DESPLAZADA POR LA EMERGENCIA EN SIRIA

La situación humanitaria en Siria tras más de 4 años de conflicto es dramática. Cifras oficiales hablan de 250.000 personas muertas y más de un millón heridas, así como del desplazamiento de la mitad de la población. 4,2 millones de personas se habrían refugiado a países vecinos y 6,5 se habrían desplazado internamente buscando lugares donde el conflicto fuese menor.

 

La situación de la población refugiada de Palestina en Siria es dramática, puesto que su situación ya era de mayor vulnerabilidad antes del comienzo de la guerra. Actualmente, la totalidad de la población refugiada de Palestina en Siria depende de la ayuda humanitaria de UNRWA. La Agencia lleva a cabo el Plan Estratégico de Respuesta al conflicto en Siria, en el que se inserta la ayuda de la Agencia Vasca de Cooperación. Dentro de este Plan se plantean varias vías de ayuda, como el reparto de cestas alimentarias, la distribución de raciones de comida diarias en las escuelas-refugio donde aun están instaladas personas desplazadas –en su mayoría palestinas aunque también sirias- o la distribución de kits higiénicos para bebés y familias.

 

También se lleva a cabo la distribución ayuda en efectivo que permita a la población adquirir bienes de primera necesidad de forma flexible y efectiva. Dada la inseguridad actual en Siria, el transporte de bienes se ha convertido en una tarea muy difícil que conlleva muchos riesgos y, por tanto, aumenta los gastos logísticos y los costes financieros. Además, al realizarse a través de cajeros sirios ya existentes, la distribución de recursos económicos permite que cada persona beneficiaria elija qué día prefiere recogerlos y evitar así tener que correr riesgos si en la zona en la que reside el conflicto es intenso. La ayuda en efectivo también es muy eficaz puesto que permite que sea cada familia la que decida en qué gastar su dinero, si en arroz o en carne, en un colchón o en un abrigo.

 

La contribución de la Agencia Vasca de Cooperación va a permitir que 3.252 personas reciban ayuda en efectivo durante 2 meses, permitiendo que recuperen su dignidad y la cobertura de sus necesidades básicas, algo fundamental en época de conflicto.