LA DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA CONTRIBUYE A LA SUPERVIVENCIA DE LA POBLACIÓN REFUGIADA DE PALESTINA DESPLAZADA EN SIRIA CON 74.917,52 €

La situación humanitaria en Siria tras más de siete años de conflicto es dramática. Desde el comienzo de la violencia, en marzo de 2011, se han ido multiplicando las personas desplazadas y refugiadas. En el caso de la población refugiada de Palestina en Siria (PRS), su situación se ha visto empeorada porque no está siendo atendida directamente por ninguna otra organización, a excepción de UNRWA. La Agencia calcula que la totalidad de la población refugiada de Palestina en Siria se encuentra en una situación de extrema vulnerabilidad y requiere la intervención humanitaria específica para su supervivencia.

 

De las 438.000 personas refugiadas de Palestina en Siria, alrededor del 58% se encuentran desplazadas internamente en el país, el 95% se encuentran en situación de inseguridad alimentaria y, aproximadamente el 10% ha tenido que huir a países limítrofes. En Líbano se han registrado 32.561 PRS y en Jordania 16.951.

 

Ante esta situación de asistencia humanitaria, UNRWA lleva a cabo el programa de Respuesta Inmediata a la Emergencia en Siria, en el que se inserta la ayuda de la Diputación Foral de Bizkaia. Dentro de este programa, que tiene como objetivo cubrir las necesidades humanitarias de la población refugiada de Palestina, se plantean varias vías de ayuda, como el reparto de cestas alimentarias, la distribución de raciones de comida diarias en las escuelas-refugio de UNRWA – donde siguen instaladas muchas familias desplazadas –, la distribución de kits higiénicos para bebés y familias o la distribución de ayuda en efectivo.

 

Dada la inseguridad existente en Siria, el transporte de bienes se ha convertido en una tarea muy difícil que conlleva mucho riesgo, lo que aumenta los costes logísticos y financieros. Por ello, la ayuda en efectivo permite a la población adquirir los bienes de primera necesidad de su elección de forma flexible, efectiva y digna. Además, al realizarse a través de cajeros ya existentes en Siria, las rondas de distribución permiten que las personas beneficiarias puedan elegir qué día y hora recoger el efectivo, evitando así correr riesgos si el conflicto es intenso en la zona en la que residen.

 

Gracias al proyecto financiado por la Diputación Foral de Bizkaia, aproximadamente 626 personas (326 mujeres y 300 hombres) recibirán ayuda en efectivo durante dos meses permitiendo que recuperen su dignidad y la cobertura de sus necesidades básicas, algo fundamental en época de conflicto. Por otro lado, 5.058 personas aproximadamente (2.630 mujeres y 2.428 hombres) recibirán comidas calientes en las escuelas-refugio de UNRWA durante 11 días.